Cinco ideas para rentabilizar la terraza de tu local

Ya eran parte imprescindible de la facturación de muchos establecimientos hosteleros, pero la nueva realidad las ha posicionado como la clave para mantener o incrementar el volumen de negocio de bares y restaurantes. Son, las terrazas.

En nuestro país no se entiende la idiosincrasia de nuestras ciudades y pueblos sin esas terrazas de bares y restaurantes repletas de comensales tomando algo, desayunando, tapeando, haciendo el café, bebiendo algo bien fresco o cenando. Ya sea por la cultura del buen comer y del buen beber, o ya sea por nuestro clima mediterráneo que invita a estar más horas y más días al año en el exterior, pero las terrazas son parte de nuestra hostelería, sin las que no se puede entender este sector.

Pero como en todo, la excesiva competencia puede hacer que no sirva aquello del “todo vale”. Para que una terraza triunfe hay que saberla llevar y hay que tener en cuenta algunas claves para conseguir el éxito tan deseado. Porque no solo se vive de una buena ubicación, o de un cuantioso número de mesas y sillas. Por eso, desde Maheso queremos darte algunos consejos para rentabilizar aún más la terraza de tu establecimiento. Aquí van cinco ideas:

1. Marca la diferencia con el resto.
Puede parecer un consejo obvio, pero no siempre lo llevamos a cabo. Nos dejamos llevar por lo que vemos que funciona y acabamos haciendo réplicas y copias con más o menos acierto. Marca la diferencia. Sé diferente y triunfarás. El cliente seguro que apreciará que ofrezcas un espacio único o que tu carta de especialidades tenga un toque especial. Para ello, en Maheso podemos ayudarte ¡Seguro! Porque contamos con una de las gamas más variadas y de más calidad de carnes, productos del mar, vegetales, panes, postres, platos preparados y precocinados, únicos. Son fáciles y rápidos de regenerar o calentar. Y siempre puedes darle una vuelta de tuerca con complementos creados por ti. Nosotros te facilitamos el trabajo de las bases y de algunos ingredientes que ya no tendrás que lavar, pelar y cortar, por ejemplo, para que tú tengas tiempo en crear esos detalles que los comensales solo podrán encontrar y probar en tu terraza. ¡Así, marcarás seguro la diferencia!

2. Música, maestro.
Siempre y cuando la normativa de tu municipio no lo prohíba, ameniza tu espacio exterior con música. Te ayudará a crear ambientación e invitará a tus clientes al consumo. Recuerda, sin embargo, que debes poner el volumen de modo que los clientes puedan escucharse entre ellos. tienes que ambientar, no ahuyentar.

3. Luces y acción.
En las terrazas exteriores contamos con muchas horas de luz solar, pero cuando llega la tarde y la noche la luz artificial es la protagonista. No escatimes en este tema, porque una buena iluminación es clave para que el cliente quiera venir a cenar o le apetezca quedarse durante horas tomando algo. Evita focos molestos y huye de la luz de las velas que no acaban de dejar ver lo que se come.
La iluminación, además, también determinará el estilo que quieras darle a tu terraza: luces tenues para espacios más íntimos, o luces más vivas si quieres un ambiente hipster.

4. Sol y sombra.
En la medida de lo que puedas, garantiza zonas de sombra, pero no olvides que hay quienes prefieren dorarse al sol mientras toman algo en la terraza. Lo mejor es contar con techos abatibles o sombrillas que se puedan mover. Porque “nunca llueve a gusto de todos”. En este aspecto, las plantas pueden ayudarte a conseguir zonas de sombra más agradables. Y en invierno, asegúrate que las sombrillas o el techo abatible cubra lo suficiente como para que también genere un poco de calidez. Lo ideal, en este caso, es poner sistemas de calefacción exterior, que los hay y de muchos tipos y tamaños.

5. El mejor servicio, la mejor terraza.
Nunca olvides que lo más importante de un restaurante o de un bar, a parte de la oferta culinaria que se ofrece, es su personal. En promedio, un cliente feliz habla con 9 personas acerca de su experiencia y el 86% de los consumidores están dispuestos a pagar más por un buen trato. Así que, no descuides el servicio de tu terraza, es la mejor carta de presentación para atraer a nuevos comensales y fidelizar a los clientes asiduos. Tampoco debes olvidar ofrecer los mismos beneficios que en el interior de tu local, como por ejemplo el wifi, y si cobras suplemento, notifícalo claramente para evitar problemas a la hora de pagar.

Productos relacionados

Platos preparados

Platos precocinados

Carnes

Productos del mar

Pan y bollería